Internacional Política

El caso Kavanaugh explicado con peras y manzanas

La historia vuelve a repetirse 27 años después. Pero en plena era #MeToo, el impacto es gigantesco.

Para muchos, la audiencia de Brett Kavanaugh fue volver a vivir el histórico testimonio de Anita Hill contra el juez Clarence Thomas, nominado en 1991 a la Corte Suprema de Estados Unidos por el presidente George H.W. Bush. Fue confirmado días después.

18Hill1-superJumbo
Ms. Hill toma juramento ante el Comité Judicial del Senado durante la confirmación del juez Clarence Thomas, 1991.

Esta vez, aseguró Ms. Hill en una pieza para el New York Times, “la gente espera más del gobierno”. Y sin embargo ofreció lo mismo. El 8 de Octubre de 2018, Kavanaugh tomó protesta como Juez de la Corte Suprema después del voto que le otorgó un lugar en la corte más alta de la nación después de ser acusado de abuso sexual por tres mujeres.

¿Quién es Brett Kavanaugh?

image“Durante mis 53 años y 7 meses en la Tierra, hasta la semana pasada, nadie me había acusado de ningún tipo de faltas de conducta con índole sexual,” declaró el jurista durante su testimonio.

Graduado con honores cum laude de la Universidad de Yale en la licenciatura de historia estadounidense, es conocido por su postura conservadora. Previo a ser nominado por el presidente Donald Trump, fungió como juez general en el Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia.

Es un hombre casado, con dos hijas menores, cuya carrera estuvo siempre ubicada dentro del gobierno estadounidense y quién tuvo un papel central en el informe Starr que pretendía iniciar la destitución del presidente Clinton por el escándalo de su amorío con Mónica Lewinsky. Con su confirmación, la Corte Suprema se convirtió en la más conservadora de tiempos modernos.

Las acusaciones

Christine Blasey Ford

El 16 de Septiembre la historia que Ford previamente había compartido con un psicólogo seis años antes, y con la senadora Feinstein en una carta, dio la vuelta al mundo tras ser publicada por The Washington Post.

Eran los principios de los 80s en un suburbio de Maryland.  Tenía alrededor de 15 años, y Brett tendría 17. Durante una fiesta, él y Mark Judge la encerraron en un cuarto  donde Brett la empujó sobre la cama, intentando quitarle la ropa y tapándole la boca mientras ella gritaba.

Deborah Ramírez

Eran compañeros en la Universidad de Yale y una entrevista con The New Yorker reveló que Brett, en su primer año en la universidad, se expuso a ella durante un juego de beber. Ella estaba alcoholizada.

“De repente, vi sus genitales en frente de mi cara. Alguien me dijo que los besara.” Cuando se movió para alejarse vio que se trataba de Brett, subiéndose los pantalones y sonriendo. Católica de nacimiento, recordó sentirse profundamente humillada. Más de 3000 mujeres de Yale firmaron una carta de apoyo.

Julie Swetnick

El abogado de Swetnick, Michael Avenatti (quién también representó a Stormy Daniels) publicó en Twitter la declaración de abuso sexual de su cliente contra Brett.

Declaró que en varias ocasiones observó a Brett en fiestas donde las mujeres eran verbalmente agredidas, drogadas y violadas colectivamente. Dijo que lo vio formado esperando su turno con una chica en un cuarto y que ella fue víctima de violación en uno de los eventos.

Carta anónima

Una carta llegó a manos del senador republicano Cory Gardner el 22 de Septiembre detallando la noche en que una mujer fue testigo de cómo Brett empujó a su amiga contra una pared, con quién en ese entonces salía, de manera “agresiva y sexual” después de una noche en un bar en 1988. La carta fue presuntamente escrita por la madre de la mujer que lo vio.

Brett M. Kavanaugh toma juramento previo a presentar su testimonio ante el Comité Judicial del Senado.

Christine Blasey Ford fue la única de las denunciantes llamada a dar su testimonio frente al Comité Judicial del Senado en Capitol Hill televisada a miles de espectadores.

La historia se repite

Ella se mantuvo fuerte mientras que él perdió la cabeza. Ese fue el resumen mediático de la audiencia en donde los testimonios de la dra. Christine Blasey Ford y el jurista Brett Kavanaugh se enfrentaron. Fue un día indudablemente emocional para ambos. Christine enfrentaba su pasado mientras que Brett parecía estarle diciendo adiós a su futuro. Dos versiones completamente diferentes se encontraron en un momento histórico en donde converge el mundo de la política con el movimiento feminista #MeToo.

Una audiencia histórica

Nunca estuvieron en el mismo cuarto y ninguno contó la misma historia. Aquí, un desglose de como se llevó a cabo:

La fiscal

Rachel Mitchell, fiscal veterana en delitos sexuales, fue quién estuvo a cargo de cuestionar los testimonios de Christine Blasey Ford y Brett Kavanaugh frente al Comité Judicial del Senado. Su trabajo fue encontrar las inconsistencias, datos conflictivos y la información faltante en las historias de ambos. Es reconocida por su trabajo en casos de abuso sexual y violencia doméstica en Arizona.

Los involucrados

De acuerdo con el testimonio de la doctora, “recuerdo específicamente a cuatro jóvenes que estuvieron ahí (en la fiesta): Brett Kavanaugh, Mark Judge, uno llamado P.J. y otro cuyo nombre no recuerdo. También estaba mi amiga Leland Keyser”. Ninguno de ellos recuerda haber estado en el evento. De igual manera relató que salió con Chris Garrett y que por ello rondó en los círculos de Kavanaugh.

MARK JUDGE

Es un alcohólico en recuperación, amigo cercano y ex-compañero de Cavanaugh. Según Blasey, estuvo presente en el cuarto durante el ataque. El negó tener memoria del incidente.

LELAND KEYSER

Amiga de prepa de Blasey. Le dijo al Comité Judicial del Senado por medio de su abogado que nunca conoció a Kavanaugh y no recuerda haber estado en una fiesta con él, pero defendió a Blasey en su versión de los hechos.

PATRICK J. SMYTH

Mencionado como P.J. en el testimonio de Blasey, igual que Keyser, le dijo al Comité que no tiene memoria de esa fiesta en particular.

CHRIS GARRETT

Aparece varias veces en el calendario que Kavanaugh entregó al Comité como evidencia, y según Blasey salieron por varios meses. No ha hecho ningún comentario sobre el caso.

Los momentos clave

El New York Times hizo una recopilación de todo lo que marcó la audiencia Blasey Ford vs. Kavanaugh. Entre lo más comentado en redes estuvo el enojo descontrolado de Kavanaugh, sus respuestas agresivas y varios garabatos encontrados en su anuario escolar, calendario y otros documentos que hacían referencia a las fiestas que atendía y su consumo de alcohol.

Las reacciones

Aunque las respuestas entre los dos partidos estuvieron muy divididas en cuanto al caso específico de abuso sexual, muchos senadores, jueces, etc. comentaron que la actitud y falta de control que demostró Kavanaugh durante su cuestionamiento era preocupante para el puesto al que estaba nominado. Más de 2,400 profesores de derecho firmaron una carta en contra de su confirmación debido a esto y se redescubrió que en el 2006 la Asociación de la Barra ya había tenido preocupaciones por la misma razón.

De igual manera, el retrato que Kavanaugh pintó de si mismo en su juventud provocó que muchos de sus ex-compañeros  hablaran públicamente para contradecirlo por mentirle al Senado. Según Kavanaugh, no tomaba mucho en esas épocas, y nunca lo suficiente como para perder la memoria. Sin embargo, quienes convivieron con él en fiestas aseguraron que no era fuera de lo común verlo balbucear, tambalearse, e incluso ponerse agresivo.

El testimonio de la doctora fue admirado por su compostura y causó mucha empatía en un senado en el que contaba con el apoyo de mujeres, al contrario del caso de Anita Hill.

El FBI investiga

El 28 de septiembre el Comité Judicial del Senado accedió a pedir al presidente Donald Trump que hiciera una investigación sobre los hechos que relató Blasey Ford y otras víctimas,  previo a la votación del Senado después de que tanto sus abogados como el senador Jeff Flake hicieron la misma petición.

El Senador Jeff Flake entrando a una sesión con el Comité Judicial del Senado previo al voto sobre Kavanaugh.

Trump dijo que sí, pero pidió una investigación de alcance limitado y con duración de no más de una semana.  Fue ampliamente criticada por haber omitido entrevistas clave y lo apresuradamente que se llevó a cabo. El FBI entregó sus hallazgos al Senado en la mañana del voto.

El Senado decide

¿Porqué fue tan importante la nominación de Kavanaugh?

Brett Kavanaugh fue nominado para sustituir al Juez Anthony Kennedy, nominado por el presidente Reagan, quien era considerado un voto decisivo que algunas veces tomaba el lado de los Demócratas. Kavanaugh sería el quinto juez de voto conservador, alineando a la corte con la derecha.

La confirmación de Kavanaugh fue crucial por el pequeño margen que mantiene a los Republicanos con la mayoría en el Senado, lo cual significa que no podían perder dos votos  si los 49 senadores demócratas votan en su contra. Los Republicanos corrían el riesgo de que las senadoras Lisa Murkowski (Alaska) y Susan Collins (Maine) votaran “no” por su postura pro-choice.

Los votos clave

De izquierda a derecha: los senadores Susan Collins, Jeff Flake, Lisa Murkowski, Joe Manchin y Heidi Heitkamp.

El destino de Brett Kavanaugh estaba colgando de las decisiones de cinco senadores cuyo voto, además de ser decisivo, quedaba envuelto en incertidumbre pues no siempre se han alineado con el partido.

  • Susan Collins, senadora republicana de Maine: Estuvo en la mira de todos desde la nominación de Kavanaugh por su postura pro-aborto. Sin embargo, algunos dudaban que esto fuera decisivo, pues los Demócratas están seguros que no podrá revertir el caso Roe V. Wade que despenalizó el aborto en EUA. Urgió que Ford fuera escuchada por el Senado, sin embargo, su voto final fue a favor de Kavanaugh.
  • Jeff Flake, senador republicano de Arizona: Fue uno de los primeros senadores en salir a la defensa de Kavanaugh, y poco tiempo después fue quién pidió que se retrasara la votación una semana mientras que el FBI llevaba a cabo la investigación. En un elevador fue acorralado por sobrevivientes de abuso sexual que criticaron su apoyo al juez nominado. Su voto final fue a favor de Kavanaugh.
  • Lisa Murkowski, senadora republicana de Alaska: Junto con Susan Collins fue uno de los miembros del Senado cuyo voto sería de tremenda importancia. Después de la audiencia Blasey Ford vs. Kavanaugh, su voto permanecía indefinido y siempre enfatizó la importancia de escuchar a las acusantes. Al final retiró su voto como muestra de respeto al senador Steve Daines quien no pudo atender a la votación.
  • Joe Manchin, senador demócrata de Virginia: Manching expresó cierto apoyo hacia Kavanaugh diciendo que debería tener una oportunidad para “limpiar su nombre”. Sin embargo, su voto estaba en gran parte definido por la postura de Kavanaugh sobre la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible. Su voto final fue en contra de Kavanaugh.
  • Heidi Heitkamp, senadora demócrata de N. Dakota: Siempre mantuvo que escuchar el testimonio de Blasey Ford y otros víctimas de abuso sexual es de suma importancia, aplaudiendo su valentía y pidiendo respeto hacia la doctora. A pesar de la presión sobre ella al pertenecer a un estado rojo, su voto final fue en contra de Kavanaugh.

Kavanaugh es confirmado

El voto final fue de 50-48, confirmando a Brett Kavanaugh como Juez de la Suprema Corte de Estados Unidos. Dos senadores no votaron.

El Juez Brett Kavanaugh toma juramento

El 8 de octubre Kavanaugh tomó juramento como Juez de la Corte Suprema en la Casa Blanca, dónde estrechó la mano del presidente Donald Trump y éste le pidió una disculpa por la “injusticia” que vivió  y el sufrimiento que le provocó al juez y su familia, llamando a la acusación de Blasey Ford una campaña de “destrucción política”.

¿Qué significa la confirmación de Kavanaugh para EUA?

En un momento que está redefiniendo los roles de género y el concepto de consentimiento en todo el mundo, el caso Kavanaugh representa la lucha del movimiento #MeToo en el estrato de la política y el poder más alto. Marcó los limites de un movimiento que generó una ola de empoderamiento a nivel global y que ha sacado a la luz las realidades silenciosas que viven la mayoría de las mujeres incluso antes de llegar a la adultez. Ha generado una conciencia histórica de las repercusiones que un pasado muy lejano puede tener, y de la memoria de las víctimas.

Para Estados Unidos, bajo la presidencia de un hombre que ha sido acusado por múltiples mujeres y tras el caso de Stormy Daniels, demostró que aún queda mucho camino por recorrer. Y al mismo tiempo demostró que se ha avanzado mucho. Donde antes no existía un espacio para las víctimas, ahora todos los oídos escuchan, y todos los ojos ven.  Sobre todo, fue una muestra de la increíble valentía que requiere de una víctima contar su historia, y de la gran falta de empatía que aún permea al movimiento.

Hoy en día, están dos jueces acusados de abuso sexual sentados en la Corte Suprema.

Fernanda Cortina es una fotoperiodista de la Ciudad de México.

Sígueme en: instagram / facebook / twitter