Internacional Sociedad

La secta maldita

En octubre de 2017, el New York Times, sacó a la luz un artículo en el que aseguraba que NXIVM (se pronuncia Nexium) funcionaba como una secta en la que marcaban a mujeres con hierros calientes y las obligaban a tener relaciones sexuales.

Este seminario que tenía como objetivo la búsqueda del auto descubrimiento, aprendizaje y la paz interior, ha sido la trampa ideal para mujeres con esperanzas de encontrar algún tipo de ayuda. En realidad, se trataba de un organismo que se dedicaba al tráfico de personas.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, las víctimas “eran marcadas en la zona pélvica con una pluma cauterizadora con un símbolo que contenía las iniciales de Raniere”.

Hasta el momento, una de las integrantes de esta organización, Allison Mack, mejor conocida por su papel en Smallville, se ha declarado culpable ante un juez y podría enfrentar una pena de 40 años por tráfico de personas.

Captura de pantalla 2019-04-09 a la(s) 0.44.37
Allison Mack recibirá su sentencia final hasta septiembre del 2019.

¿En qué consistía el papel de Mack?

Inicialmente, se había declarado no culpable después de los cargos puestos en su contra. Se le acusa de haber sido la principal reclutadora de esclavas sexuales que involucraban la participación del creador de NXIVM, Keith Raniere.

Allison les prometía un futuro prometedor y seguro dentro de esta organización. Asimismo, ya una vez involucradas, amenazaba a las víctimas con publicar material íntimo si alguna de ellas se atrevía a divulgar alguna información sobre la secta.

“Estaba equivocada”, comenta Allison Mack ante la corte.

Mack, junto con los 6 integrantes involucrados en el tráfico de personas, que están ligados a esta organización recibirán su sentencia en los próximos meses.

 

 

 

María Galland busca rescatar historias y darles una voz Sígueme en: instagram / twitter