La Ibero Personajes Entre Ladrillos Sociedad

Aquilino: la tierra y las raíces

aquilino“La justicia social es un aspecto en el que nos tenemos que formar”, dice Aquilino Mejía, alumno de sexto semestre en Psicología en la Universidad Iberoamericana. Su playera con el emblema de la Normal de Ayotzinapa brilla con el color del cielo. “Nuestro México no es como lo pinta la televisión. Nuestro México es una fosa de desaparecidos. Hay pobreza, hay dolor, pero también hay esperanza”.

Aquilino nació en San Martín Jolalpan, una comunidad aislada con carencia de agua potable, electricidad, seguridad y educación, el municipio de Cuálac, Guerrero. En aquella región, que él llama su tierra, vivió hasta los 18 años.

En primer año de su licenciatura, tuvo un cargo en la Secretaría de Relaciones Exteriores a nivel nacional en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM). Desde entonces, Aquilino ha desarrollado una conciencia social que lo impulsa a ser parte constante de diversos proyectos.

“…y por eso conozco a campesinos, a profesores, a defensores de la ecología, defensores de las termoeléctricas, viudas de líderes sociales asesinados”

En su tercer semestre en la Escuela Normal de Ayotzinapa, donde estudió Educación Física, el guerrerense notó que su vocación social necesitaba actuar. Ese año, los estudiantes de la Normal lo nominaron para el Comité Ejecutivo Estudiantil, Ricardo Flores Magón. “Cuando fui dirigente, me formé en Ayotzinapa, más porque siempre tuvimos contacto con ellos, con el Gobierno”, recuerda Aquilino.

ceee42c0-27b9-4433-8506-58dcc51ceb14

Durante los dos cargos que tuvo, conoció las demandas de distintas comunidades: peticiones de justicia comunitaria, defensa de territorio, Derechos Humanos, respeto a la vida, a la diversidad. Es por esto que al ingresar a la Universidad Iberoamericana a través del programa de becas “Si Quieres Puedes”, comenzó a consolidar la organización estudiantil Ixmaka Mo Yoltsin, que en español significa “da tu corazón”. El náhuatl, lengua materna de Aquilino, es una parte esencial de su construcción identitaria.

“La lengua es algo que no se debe perder. Es perder una cultura completa y parte de la identidad”

Ixmaka Mo Yoltsin, está conformada actualmente por 12 alumnos de distintas licenciaturas de la Ibero. Su objetivo central crear propuestas para atender cualquier demanda social que esté próxima a la realidad de los universitarios desde múltiples disciplinas. Sin embargo, Aquilino también llama al alumnado a la concientización social, lograr que el grupo pueda manifestarse ante cualquier demanda social.

“Da tu corazón” se ha involucrado en diversos proyectos. No obstante,  su líder, quien apunta que el trabajo comunitario es sumamente importante para toda lucha, pretende que la organización desarrolle más ideas. “Yo propondría un espacio estudiantil para dar orientación de todo tipo y comentar sobre el asesinato de los muchachos o las diferentes lenguas que se tienen que salvar”explica Aquilino.

“Quisiera que se visibilice, que sepan que son importantes nuestras lenguas, nuestras costumbres, nuestras raíces, nuestros derechos, nuestra cultura. Pero también es importante el apoyo, queremos una buena educación”

e7db7c09-c85b-4eac-95fc-ed288e0c4c69

El pequeño grupo estudiantil ha apoyado distintas actividades relacionadas a la educación y escritura en náhuatl en algunas comunidades indígenas. Aquilino hace hincapié en la importancia de que los niños no sufran vergüenza sobre sus identidades culturales y sus idiomas, también insiste en incentivarlos, ya que según su testimonio, la discriminación empieza en las mismas comunidades.

Un proyecto a futuro del estudiante, consiste en la campaña de apoyo a la educación ambiental de la región. En las carreteras aledañas a San Martín, el plástico y otros tipos de desperdicios afectan a la salud de los habitantes y al medio ambiente. Aquilino busca motivar a la gente a limpiar su comunidad por medio de incentivos.

La única manera de ayudar a conservar las raíces que nos definen como cultura enriquecedora y abundante es, según Aquilino, salir de nuestra burbuja que siempre hemos conocido. “Yo no entiendo porque hay mucha gente que estudia y se prepara, pero no hay conocimiento porque no han salido de su comunidad”. Más allá de un individuo con iniciativa, Aquilino cree en las personas y en el alcance del trabajo cooperativo, aún más en un contexto académico tan diverso como el de la Ibero.

“Lo importante es que sepan escuchar”