arte contemporáneo Política Sin categoría Sociedad

Los gansos se hacen patos ante el sonido de escopetas

En Chilapa, la guitarra del muerto llora con tristeza, mientras la pistola del huérfano grita con rabia

El 17 de enero la fiscalía del estado de Guerrero responsabilizó al grupo armado  Los Ardillos por el asesinato de diez músicos indígenas de la región. Quienes fueron encontrados incinerados en el camino Mexcalzingo- Tlayelpan.

Ingenuo esperar que las ratas detengan a las ardillas

Ingenuo esperar que las ratas detengan a las ardillas; en los últimos cinco años se han registrado más de 600 asesinatos y 300 desapariciones en la zona montañosa de Guerrero; El gobernador Héctor Astudillo teme que el caso de los músicos “generalice mediáticamente” a la región como violenta.

El rifle arrebata vidas cuando está en uso y roba inocencias aún en desuso

En respuesta a la “pasividad” de las autoridades, la policía comunitaria CRAC (Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores) reclutó y armó a diecinueve niños varones que iban desde los seis hasta los quince años de edad. Quienes marchaban armados y encapuchados por las calles de Alcozacán, pueblo originario de los diez músicos.

Niños a los que se les ha impuesto injustamente una responsabilidad cargada de violencia e impregnada de sangre

La caída de diez instrumentos musicales tuvo como consecuencia el levantamiento de diecinueve instrumentos bélicos en las manos de niños;niños llenos de miedo e ira; evidentemente respondiendo a una irresponsable y desesperada agenda adulta.

A %d blogueros les gusta esto: