Deportes

Palmeiras, el club que nació campeón

Llegó el momento de ver qué equipo va a ser quien levante la Copa Libertadores; pero eso sí, ya es seguro que el título es brasileño. Santos, tras vencer al Boca Juniors en un humillante 3 a 0, tramitó su boleto a la final. Mientras que Palmeiras, derrotó a River Plate por un gol en el marcador global. Mucho se habla de la historia del Santos, pero poco de la del Palmeiras. Sin embargo, el conjunto albiverde tiene uno de los episodios más memorables en la historia del fútbol brasileño, y es digno de ser recordado justo antes de que dispute el título. 

Palmeiras vs River Plate en la semifinal de la Copa Libertadores

El 26 de Agosto de 1914 se fundó un equipo denominado Palestra Italia. Se le llamó así ya que los directivos y dueños del club eran trabajadores italianos que ayudaron a que la industria de Brasil creciera. El club tuvo un gran desempeño en sus primeros años, lo cual se vio reflejado en los primeros ocho títulos paulistas que obtuvieron. Su nombre se iba haciendo cada vez más grande y se hacía más popular dentro del territorio brasileño, pero eso cambió drásticamente de un momento a otro. 

En 1939 comenzó la Segunda Guerra Mundial y empezaron a formarse bandos y alianzas. La guerra no paraba de crecer y cada vez había más miedo y tensión entre naciones. Fue entonces, en 1942, cuando los Aliados le declararon la guerra a los países del Eje, entre ellos Italia. Brasil no se involucró en el conflicto bélico pero estaba del lado de los aliados, y por lo tanto, en contra de los italianos. Debido a esto, llovieron las críticas sobre el Palestra Italia. Los dirigentes fueron presionados con el objetivo de que dieran de baja al club. El equipo seguía siendo popular, pero ahora por otra razón; querían que desapareciera. En otras palabras, los directivos del club estaban pagando por problemas ajenos que estaban fuera de su alcance.

El Palestra aguantó lo más que pudo, pero la presión subió de nivel. El gobierno de Brasil decidió crear un ministerio encargado del control de los actos e instituciones fundados por extranjeros. Todos los equipos que portaban el nombre de otro país tuvieron que cambiarlo. Germania se convirtió en Pinheiros, Hespanha se convirtió en Jabaquara y Palestra Italia se convirtió en Palestra de Sao Paulo.

Logo del Palestra de Sao Paulo

Después del cambio de nombre, comenzó el torneo paulista. El conjunto albiverde no pudo haber comenzado mejor, pues iba invicto y con un gran desempeño en cada uno de los encuentros. Sin embargo, el gobierno no quedó satisfecho con el cambio de nombre y siguió presionando al club para que se diera de baja. Entonces, uno de los dirigentes del Palestra invitó a un general brasileño de nombre Adalberto Mendes. El general fue a las instalaciones y a juntas del equipo y quedó maravillado. Inmediatamente quiso formar parte del club y lo nombraron vicepresidente.

El ingreso del general le llegó como anillo al dedo al equipo, pues él fue el mediador entre el gobierno y el club. Temeroso de las fuertes sanciones que ponía sobre la mesa el gobierno, Adalberto logró concretar un acuerdo en el que el equipo podía seguir existiendo con la única condición de que se cambiara el nombre del club nuevamente. El Palestra de Sao Paulo se quedó en primera posición de la tabla, con dieciséis victorias, un empate y ningún partido perdido. El 14 de Septiembre de 1942, en una asamblea, murió el Palestra de Italia y nació el Palmeiras. 

El nombre cambió, pero el torneo seguía siendo el mismo, y el último y siguiente partido que quedaba en la agenda era la final del Palmeiras contra el Sao Paulo. Parecía irónico, ya que el club y la afición del Sao Paulo fueron quienes más presionaron para que desapareciera el equipo albiverde. 

El día de la final, 20 de Septiembre de 1942, se vivía un ambiente tenso y la expectativa del club era ser recibido como el traidor del país. Iban preparados para los abucheos y ofensas que iban a recibir. Fue entonces, cuando el general Adalberto, portando su uniforme y la bandera de Brasil, se colocó frente a su equipo e ingresó junto con sus jugadores al terreno de juego. Todo el estadio se mantuvo en silencio. Todos veían el ingreso en fila del equipo Palmeiras encabezado por la bandera de Brasil. Poco después, ese silencio se convirtió en una ovación memorable. La afición le aplaudió y animó al equipo albiverde. Fue un momento sorprendente e histórico. 

Entrada del general Adalberto Mendes y Palmeiras al terreno de juego

El partido comenzó y de inmediato cayeron goles. Para el segundo tiempo, el marcador estaba 3 a 1 favor Palmeiras. Al minuto 56 el árbitro sancionó un penal que parecía poder ser el cuarto gol para el Palmeiras, y así fue como el Sao Paulo no aguantó la humillación y decidió retirarse del terreno de juego. Al retirarse los jugadores del Sao Paulo antes de tiempo, el Palmeiras recibió y levantó el título por el que tanto luchó. Y tal como lo gritó entre lágrimas el defensa Junqueira: 

“!El Palestra muere invicto, el Palmeiras nace campeón!” 

Palmeiras campeón de 1942
A %d blogueros les gusta esto: