Literatura Opinión

Salvar el fuego, una historia de sobrevivencia

Salvar el fuego, ganadora del Premio Alfaguara de Novela 2020, Guillermo Arriaga, a través de una cruda narrativa, logra absorber al lector en un mundo lleno de peligros, romances y decisiones de vida o muerte. 

Obra:  Salvar el fuego

Autor: Guillermo Arriaga

Editorial: ALFAGUARA

Publicado: Marzo 2020

Lugar de edición: México

Número de edición: Primera

Número de páginas: 659

Sobre el autor

Guillermo Arriaga tenía muchas expectativas que cumplir después del éxito de su última obra y lo hizo con creces.

El autor nació en la Ciudad de México y durante toda su carrera se ha concentrado en mostrar las diferentes realidades que existen dentro de este país. Ha publicado las novelas Escuadrón Guillotina (1991), Un dulce olor a muerte (1994), El búfalo de la noche (1999), la colección de cuentos Retorno 201 (2006) y El Salvaje (2016), novela ganadora del Premio Mazatlán de Literatura 2017, seleccionada en varios países como una de las mejores novelas del año.

Sus obras literarias se han traducido a más de veinte idiomas. Es también muy conocido por su trabajo en el cine, siendo el autor de las películas Amores Perros, 21 gramos Babel, por la que fue nominado al Oscar, al Globo de Oro y al Premio Bafta por mejor guión original. Recientemente, Arriaga fue elegido por un panel internacional como uno de los cien mejores escritores de cine de la historia.

¿Qué estarías dispuesto a hacer para sobrevivir?

Arriaga escribe de violencia, del narco, de pobreza, la división de clases, la inmensa brecha social que separa al país y, sobre todo, siempre existe el factor de supervivencia. Tanto en la novela El Salvaje como en Salvar el fuego, el lector se ve enfrentado una y otra vez con la pregunta: ¿Qué estarías dispuesto a hacer para sobrevivir?

El conflicto de la naturaleza humana, tan cruda y primitiva, aparece en ambas obras; así como el tema de la venganza. A pesar de que esto puede sonar trillado, el autor encuentra la forma de hacer que nada sea predecible. Nunca sabes qué pasará en la siguiente página. 

Es novedosa su manera de narrar dos historias que aparentemente son paralelas entre sí y nos tiene pensando cómo es que se conectarán. Se destaca su uso del lenguaje, en donde todo el tiempo utiliza una jerga completamente mexicana (expresiones, groserías, spanglish, etc.), los personajes que están en constante transformación a través de la trama y la radiografía social del país.

Un choque entre dos mundos

Salvar el fuego se trata de un choque entre dos mundos. Arriaga nos da como personajes principales a Marina, una coreógrafa casada, con hijos, de clase alta y vida convencional; y a José Cuauhtémoc, un homicida condenado a cincuenta años de cárcel que proviene de los extremos de la sociedad. Un romance que nace de imprevisto y se transforma en algo inquebrantable.

Marina sale de su burbuja de seguridad y comfort para adentrarse en otra realidad: brutal, pobre, desconocida y muy violenta; una donde nadie perdona. Observamos las paradojas y contradicciones que existen dentro de un país en donde el seguir las reglas implícitas y “subterráneas” es tan importante como seguir las legales y escritas. 

Esta obra está escrita desde diversos puntos de vista y en distintos tiempos narrativos que en cierto punto terminan por colisionar. 

Arriaga nos abre las puertas a un México crudo y real. Uno donde el narco lo controla todo, las cárceles están coludidas, la corrupción está en cada esquina y en donde sigue estando vigente la ley de la supervivencia del más fuerte.  Un México que no es ni blanco ni negro, sino una infinidad de matices claroscuros.

Una historia de amor inusual

El libro explora una historia de amor inusual en donde nuestros personajes, de realidades tan diferentes, tienen que cuestionar e incluso romper con sus valores y principios en numerosas ocasiones. Se crea un debate interno alrededor de temas como la locura, el deseo, la venganza y la eterna pelea entre el querer y el deber.

Arriaga nos etrega un amor imposible que da esperanza dentro de un mundo corroído hasta los huesos. Nos obliga a adentrarnos en un conflicto entre clases sociales y a cuestionar privilegios.

Es una obra que está hecha para confundir nuestra percepción de la realidad y vivir junto con los personajes un desgaste emocional que te mantiene con los sentimientos a flor de piel. 

A través del uso del lenguaje coloquial y la detallada descripción de las escenas, Arriaga logra su objetivo y nos sumerge en las profundidades de un México que no hemos visto. Vale la pena leerlo y analizarlo; es una aventura que no decepciona. Inquietante, verosímil, brutal y cruda. Imposible no enamorarse de la historia o de la forma de escribir de Guillermo Arriaga. 

Continúa la Reseña

Por: Paulina Santamarina y Andrea Mártinez

A %d blogueros les gusta esto: