CDMX Nacional Política Sociedad Video

El INAH y el Congreso de la CDMX golean a Negrete

Manuel Negrete, alcalde de Coyoacán, pintó en febrero la fachada de blanco de la alcaldía porque simplemente “no le gustó el color”, (era amarillo originalmente). La alcaldía de Coyoacán presume ser el primer ayuntamiento en el Valle de México, además de ser conocida por tener la primera casa de Hernán Cortés, construida en 1756; por estas razones, es considerada como un monumento histórico, según el INAH.

El dueño de una tienda local, Cristóbal (32), ubicada en contra esquina con la calle Presidente y Carranza y Felipe, recuerda hasta la fecha… el día que un grupo de trabajadores comenzaron a pintar la alcaldía de color blanco. “De camino siempre paso por ahí, y me di cuenta que había personas que andaban pintando la alcaldía sin alguna autorización, y después optaron por irse a las pocas horas”, comenta. “Y no se supo más. Ni tiempo les dio de terminar de pintar, porque cuando volví a pasar, los federales los habían corrido ya”.

Según el artículo 12 de la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, señala que “Las obras de restauración y conservación en bienes inmuebles declarados monumentos, que se ejecuten sin la autorización o permiso correspondiente, o que violen los otorgados, serán suspendidas por disposición del Instituto competente, y en su caso, se procederá a su demolición por el interesado o por el Instituto, así como a su restauración o reconstrucción”.

WhatsApp Image 2019-04-10 at 5.08.17 PM.jpeg

No sería la primera que vez que Negrete actúa de esta manera. En marzo, según el periódico Reforma, le pidió al Congreso de la Ciudad 60 millones de pesos para construir nuevas oficinas, y debían hacerse reparaciones, pues la alcaldía de Coyoacán contaba con daños estructurales. Para su sorpresa, la Comisión de Reconstrucción, creada tras los sismos de septiembre de 2017, comunicó que el inmueble no presentaba ningún daño.

WhatsApp Image 2019-04-10 at 5.08.17 PM-2.jpeg

Ante esta respuesta, el INAH le negó la solicitud de los 60 millones de pesos, pues el alcalde también le solicito este recurso, y señaló, además, que hasta el momento no existen posibles daños en el ayuntamiento.

Según la ley antes mencionada, Negrete, como cualquier alcalde o gobernador, no puede intervenir en los monumentos históricos. ¿Será cuestión de tiempo para que salga de la alcaldía?

 

 

María Galland busca rescatar historias y darles una voz Sígueme en: instagram / twitter

 

A %d blogueros les gusta esto: